Mi pelazo (o pelillo)

35_pelazo.jpg

Este pelo tan brillante y voluminoso que veis en la foto no es así en la vida real.
Estaba avisada de que tras el embarazo el pelo caía ¡pero no imaginaba que tanto! Con Tomás ni me enteré…. Nuestro suelo es una alfombra amarilla.
Lo bonito de esta situación es que mi hijo es consciente de lo que pasa. Por ello cada vez que ve un pelo, sea de quién sea, lo coge y me lo entrega. Me parece un detallazo, oye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s