Superwoman

43_ducha.jpg

Desde que soy madre no paro de sorprenderme. Me parece increíble que se puedan hacer tantas cosas en un mismo día sin perder la paciencia ni un sólo segundo. Mi cabeza está en mil cosas y a momentos me siento superwoman.
Pero a veces mi cabecita también hace cosas extrañas.
Ayer que me fui a duchar, llené la baňera de los niňos y metí los dos pies en ella. Tardé unos segundos en darme cuenta de que no era mi baňera y que yo en teoría iba a ducharme.
O el otro día, que quise entrar en casa con la tarjeta de metro. O cuando saqué las llaves del trabajo para coger el bus. O este lunes que casi salgo de casa sin zapatos.
Me he convertido en una superwoman terriblemente despistada. Pero la verdad es que me parto de la risa cada vez que me pasa.
¿Alguna despistada (o despistado) por allí para no sentirme tan despistada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s