Cómo estar de buen humor (sin dormir)

Si hace una semana escribía sobre mis complejos, hoy escribo sobre una de mis virtudes: Estar de buen humor. Parece una tontería, pero levantarse cada día con ganas es una suerte. Y si os pasa a muchos, ¡felicidades! Considero que es un don y que hay que estar orgulloso de ello.

No obstante, a veces hay que currárselo para estar de buen humor porque, no nos engañemos, hay días durillos que habría que olvidar….

Y sin más lejos, el resultado electoral en USA o no dormir no es que hayan ayudado a tener una buena semana. Aún así, me he levantado bien todos los días.

Aquí tenéis mis “métodos” para darme alegrías a diario y estar (casi siempre) de buen humor.

Sonreír
Mis patas de gallo no sólo son de la edad. También son porque llevo toda mi vida sonriendo. Sonrío incluso cuando estoy enferma lo cual puede resultar complicado. (Recuerdo que un día en el colegio no me dejaron ir a casa porque, aunque dijera que me
encontraba fatal, lo decía sonriendo y no hubo nadie que se lo creyera.)

Estar agradecida

Doy las gracias continuamente. Mi pareja ya no sé si me presta atención, porque aparte de no callar y decir tonterías siempre le doy las gracias por todo lo que hace. Gracias por cocinar tan bien, gracias por este abrazo, gracias por… ¡Buf!  Muy cansina…. pero a mi dar las gracias me hace estar de buen humor.

Chocolate

Un día noté que el chocolate me hace feliz. No soy la única, ¿no? Pues cada día como un poco de chocolate. Sólo me hace falta un trocito pequeño para sentir esa sensación de bienestar. Para mi es importante ingerir un alimento “feliz” de manera rutinaria. Quizá a ti no te gusta el chocolate pero te apasionan los garbanzos. Pues asegúrate de comer un garbancillo a diario. ¡Sin pasarse eh! ¡Con moderación siempre, que con garbanzos por ejemplo, luego te tiras muchos pedos y de pones de mala hostia. No queremos eso.

Paciencia
Tengo paciencia con las personas. Conmigo mismo no tanto…. Pero con los demás lo soy mucho. Ser paciente ayuda a que nadie consiga ponerme de mala leche. Y si no estoy de mala leche tengo más probabilidades de estar de buen humor.

Hacer tonterías
En casa hago muchas tonterías. Luego afuera soy más recatada pero en mi hogar soy libre y doy rienda suelta a mis locuras. Hacer el loco me hace tranquiliza. Los que me conocen saben que necesito momentos raros y sin reglas, con una buena dosis de imaginación o freakismo. ¡Tener hijos me ha venido de perlas! A ellos no les parece raro que juegue a ser una gallina o que tenga conversaciones con las frutas.

Los peques y yo jugamos juntos. Y yo, de buen humor. 🙂


Hablar sola
A menuda hablo sola. Me libera. Intento hacerlo en casa y aparte aprovecho para practicar idiomas. Me imagino que el interlocutor es inglés o alemán y así voy variando la lengua. Ahora que leo lo que os estoy explicando parece que me falte un tornillo pero no, es totalmente terapéutico. Y si me falta un tornillo, también es terapéutico. ¡Probadlo!

¡Ah! Y cuando estoy en la calle y me apetece hablar sola, cojo mi móvil y me invento una conversación. Así no parezco una rara hablando sola.

 

2my-mami-generation-buen-humor
Teniendo una conversación con interlocutor imaginario. Y posando para la foto.

Bailar (o hacer movimientos raros)
Bailo fatal y me encanta hacer cosas raras cuando bailo. Mis amigos de la uni lo saben y, de hecho, también bailan así. (Me van a matar si leen esto…) Desde que soy madre no salgo a mover el esqueleto, por ello aprovecho el momento de bañar a los niños para bailar mal* o de forma extraña. A ellos le encanta y yo libero tensiones y malas energías.

*considero que no hay que juzgar a nadie por su forma de bailar. Así que retiro lo de bailar mal, aunque esté hablando de mi misma.


Mirar el cuadro del orgasmo visual
Hace unas semanas compré un cuadro de una amiga artista y desde entonces lo utilizo como evasión en momentos de agobio. Miro el lienzo, observo los colores, y vuelvo a estar de buen humor. Podéis leer más sobre esos orgasmos aquí.

Deporte
Todo el mundo lo sabe, es esencial hacer deporte. Bueno para la salud y el buenrollismo.


Dejar notas de audio a mis amigos.
Pues eso, me divierte dejar notas de audio a mis amigos.

Y hasta aquí mi repaso por las cosas que me hacen ser una persona buen humorada. Tengo más….pero tampoco quiero que os aburráis o que os pongáis de mal humor por leer mis chorradas.

Si tenéis algún consejo que dar estaré encantada de leerlo. Lo necesitaré para el día que me levante de mala leche.

Y ahora, con vuestro permiso, os dejo porque hay un vecino que me está poniendo negra con el maldito taladro. ¡Será h*** de la gran p***!  ¡Me c*** en sus cojo***! ¡Y en la madre que la parió!

¡Que tengáis un feliz día majetes!

buen_humor_mymamigeneration
Si lo hacen mis hijos, yo también.

2 comentarios sobre “Cómo estar de buen humor (sin dormir)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s