Se acabó mi excedencia.

Han pasado casi 9 meses de este texto:

excedencia 3_mymamigeneration.jpg

Hoy vuelvo a trabajar. Mi hija ahora tiene poco más de 1 año y siento que ya me puedo separar de ella. O ella de mi.

Tal como me había propuesto, desde mi primer día de excedencia hasta hoy, he ido contando cosas sobre nuestro día a día, guardándolo todo en un blog.

En teoría me había imaginado este “proyecto personal” con fecha de caducidad. Quería mostrar el pack madre-bebé pero también (y esto creo que aún no lo había explicado) tener un recuerdo de esta etapa.

Y ahora me pregunto si debería seguir escribiendo o zanjar el tema. Hm… Aún no sé… Primero voy a ver cómo va mi primer día de trabajo. ¡Qué nervios! De alguna manera tengo ganas.

Pero antes de coger la bici y dirigirme hacia la agencia os quería contar dos cosas:

  1. Mi excedencia me ha costado 10.000€.
    Cuando decidí cogerla y empezar a escribir le propuse a mi pareja que, aunque yo no cobrara este tiempo, seguiría pagando mis cuentas (en casa vamos a medias, él paga su parte y yo la mía.)
    Osea, mi excedencia me la pagaba yo. Quería contabilizar lo que me suponía no cobrar durante unos meses para poder dedicarme más a mi familia. Cogí dinero ahorrado y fui viendo como bajaba. Intenté gastar lo menos posible pero tampoco quería cambiar totalmente de vida y privarme de todo. Tomás ha seguido yendo a la guardería y, en general, nuestros gastos han venido de : piso y suministros, compras básicas, visitas a familias en el extranjero, vacaciones baratillas, algunas salidas o regalos, dos visitas a la peluquería y algún wok de la plaza al que no nos hemos podido resistir. He estado entretenida, no me puedo quejar.
    Pues eso me ha supuesto 10.000. Más, de hecho. Y oye, es dinero muy bien gastado. Ahorraba “por si a caso” pero puedo decir que he hecho una buena inversión. He invertido en tiempo para mi familia. Vamos, un regalazo que me he hecho y feliz que estoy. Me siento realizada, orgullosa y sinceramente, algo acojonada. La vuelta al trabajo no será fácil….pero…
  2. Tampoco fue fácil adaptarme a no trabajar.
    No me acababa de sentir cómoda abandonando la vida laboral y dedicarme exclusivamente a “esto de ser madre”. Me costó verme en ese papel y, admito, que no he podido desconectar ni una semana de mis compañeros. He tenido una necesidad irremediable de querer seguir estando en “el lío”. (No ha sido posible estar en todo. ¡Y menos mal!)

Aún así, estos meses de excedencia han sido lo más.  Sin apenas dormir más de 2 horas seguidas, cada minuto lo he vivido con total intensidad y agradecimiento.

En estos meses he leído mucho sobre otras madres, he comido dulce como una cosaca y he dado teta como si me pagaran por ello. He quedado con gente nueva que me acompañaban a pasear a mi hija, personas que me han aportado mucho, tanto en el ámbito profesional, como en el personal. Nuevos contactos y nuevos amigos que seguro que, por un lado o por otro, tendrán un papel importante en mi vida.  Mi hija SIEMPRE (o casi siempre) conmigo, colgando en su portabebés o tumbada en el cochecito. Vamos, ha estado como una reina.

Y luego por la noche, os narraba alguna anécdota del día. Fuera de pañales y chupetes o de birras y sexo. La verdad que he tenido un poco de todo. 😉

Ahora sí, os dejo. En un ratito ya estaré sentada cogiendo llamadas en la oficina y poniéndome al día con mis compañeros. Se acabó una de las etapas más importantes de mi vida, el año que me dediqué a mi hijos y el año que decidí compartir historias.

Sin mochila portabebé y con más experiencia sobre mi espalda (y dolor en las lumbares y cervicales), cojo la bici para empezar mi primer día de trabajo.

Mil gracias por acompañarme en esta aventura. ¡Soy pesada pero algunos habéis aguantado!

Se os aprecia, y bueno, la verdad que también se os quiere.  😉

¡A por la siguiente aventura!

Anna

 

Pd: Esta sólo es mi vivencia. Cada madre vive la maternidad a su manera.

familia_playa_mymamigeneration
Dando teta non stop. Y mi hijo, al fondo, que está viviendo esta experiencia con nosotros. 
trabajarconhija_mymamigeneration.jpg
Foto cutre  (muy cutre) pero así es como estoy a menudo cuando escribo posts o chequeo mails.

 

 

 

 

8 comentarios sobre “Se acabó mi excedencia.

  1. Joana

    Gracias Anna, por todo lo que nos has contado. Espero que para cuando me toque a mi ser madre, pueda permitirme también una excedencia o este (muy querido) país nuestro se haya puesto las pilas en este tema. Y gracias por compartirlo porque la tuya, es una verdad más sobre ser madre, para lo bueno y para lo que cuesta un poco más. Un beso y ánimo con la vuelta a la rutina.

    ps. sigue escribiendo, se te da bien.

    Me gusta

  2. Nuria Cardil

    Ánimos campeona!! yo te he leído todos los días, porque eres una imagen de lo que somos cada una de nosotras, madres supervivientes y trabajadoras. Esta sociedad no permite que seas mucho las dos cosas a la vez, asi que las que decidimos liarnos con hijos nos lo hemos de montar como podemos y como mejor sabemos. Ahora empieza la vida laboral de nuevo. La logística para mi, lo más uro, pero oye nos adaptamos a todo, al final, somos SUPERMAMAS!!! Un beso guapa!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Yoli

    Animo Anna!! Yo también cogi excelencia y fue una de las mejores decisiones de mi vida! Es un gasto terrible! Pero bien gastado! Porque al igual que tú, todo va a media y me gasté casi todos los ahorros… aún es hoy que no me recupero… pero no me arrepiento! Escono dicesel mejor regalo que me he hecho! Te animo a que le des una vuelta, y sigas!! Te seguiremos! Biquiños!

    Me gusta

  4. carlota oliver

    Hola Anna!
    Te he seguido tarde, hace unos meses que te descubrí cuando mi pareja, Francesc (creo que os conocéis por algun trabajo de antaño, Francesc Moret Vayreda, diseñador y director de arte), me enseño alguno de tus posts y me encantó tu sentido del humor.
    Tenemos un bebe de 7 meses y tras mucho pensármelo decidí dejar de trabajar para criarlo, al igual que tu pero sin exedencia, tenemos un proyecto entre manos y sentía que mi trabajo ya había dado el sentido suficiente a mi vida, así que aqui estoy, siendo mami 100% las 24 horas del dia.. Me encanta hacerlo pero como bien dices hay una parte que me ha costado, he dejado de ser muchas Carlotas, he dejado el mundo de la moda que tanto me gusta, para ser Carlota mamiamadecasa a full y con mucha honra.
    Espero que la vuelta al cole haya sido muy positiva y que esta nueva etapa te siente de maravilla. Eres una valiente.
    Un abrazo!

    Me gusta

    1. mymamigeneration

      Hola Carlota!
      Oh! Qué mensaje más bonito! Lo agradezco muchísimo! Y claro que conozco a Francesc! Un bebé de 7 meses….¡Qué cosita! Y cuánto cambio, eh! Es tan fuerte y a la vez tan bonito. Pues sí, somos valientes, tanto las que dejan el trabajo fijo como las que vuelven a currar y lo hacen todo. Y luego están las autónomas… Enfin, todas somos unas campeonas y como a veces es dura, es guay compartir y reírse juntas. O llorar jaja. Así que mil gracias por compartir tu experiencia dejándome este comentario. Un beso familia! 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s