8 motivos por los que adorarás a tu pareja (siendo padres). Parte 1

La semana pasada escribía los 8 motivos por los que me peleo con mi pareja (desde que somos padres). Pero prometía, que también escribiría sobre los motivos para adorarla.

Ya avanzo que muchas situaciones son de los primeros días de vida de nuestro primer hijo… y es que esas semanas son tan intensas que hay imágenes que voy a recordar para siempre.

Por ello el post de hoy es algo cursilón, poco habitual en mi, ya sabéis. Pero así dejo claro que, aparte de quejarme y reírme de la maternidad, la estoy disfrutando.

Aquí mi lista de momentos en los que adoro a mi pareja:

1: EL DÍA DEL NACIMIENTO DE NUESTRO BEBÉ
Quizá una de las situaciones más tiernas que he vivido junto a mi pareja fue cuando cogió a nuestro hijo por primera vez. Su cara de sobado, ojeroso y despeinado aguantando una cosita tan pequeña me rompió el corazón.

2: CUANDO CAMBIÓ EL PRIMER PAÑAL
Lo recordaré siempre: con miedo pero muy echado “palante” le quitó el minipantalón a la criatura, limpió el culete sucio de una masa rara y negra y luego, como si hubiera entrenado con videos de Youtube, le puso el pañal en un plis plas. Bastó esa simple acción para sentir que iba a ser un buen padre.

3: CUANDO SE QUEDA DORMIDO CON ELLOS 
¡Cuántas fotos tengo de él durmiendo con uno, con el otro o con los dos! Es una imagen que me pone tan tierna que luego nunca consigo dormirme junto a ellos porque prefiero quedarme mirando.

4: CUANDO IMITAN A SU PADRE
El otro día Tomás “cocinaba” 4 platos a la vez como suele hacer su padre. ¡Me deshacía de amor! Son de estos momentos en los que todo tiene sentido y que sirven de recompensa por todas las noches sin dormir.

5: CUANDO LOS VISTE
Me encantan los estilismos que escoge para los peques. Y además tiene un toque personal: los calcetines muy subidos por encima del pantalón, casi llegando a las rodillas. Muy hipster.

6: CUANDO MI CHICO EXPLICA COSAS DE NUESTROS HIJOS A SUS AMIGOS
Mi pareja se queja mucho de la paternidad pero cuando está con sus amigos y habla de sus hijos se le cae tanto la baba que no me queda la menor duda que, en el fondo, le gusta ser padre. 🙂

7: CUANDO LLEGA A CASA Y VEO LA CARA DE EMOCIÓN DE MIS HIJOS
“¡Papa!”, grita mi hijo y sale corriendo hacia él. Luego le abraza y le explica alguna anécdota del día. Es muy bonito, la verdad. Uno de los higlights del día.

8: CUANDO LOS NIÑOS YA DUERMEN Y VEMOS UNA SERIE (O MEDIA…) JUNTOS
Metidos en la cama, muy acurrucados y totalmente desconectados: así vemos series, y ya lo hacíamos antes de ser padres. Es un momento importante que nos recuerda que, aparte de tener hijos, también nos tenemos a nosotros.

Y hasta aquí mi lista. Pero es sólo la primera parte. Tengo más motivos para adorarle, algunos más emocionantes y otros más sexies… 😉

Supongo que con este post no hay duda de que, a pesar de quejarme mucho, me gusta ser madre. De hecho creo que para lo poco que dormimos, lo estamos llevando bastante bien.

Os mando un beso y os animo a que apuntéis en una libreta todo lo que adoráis de la otra persona. Suena muy cursi pero os aseguro que en momentos de pelea ayudan a recordarte que, en realidad, ese tipo/tipa que tanta rabia te está dando, realmente te cae muy bien. 🙂

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s