Cuando vuelves a tener ganas de… (o el sexo tras ser madre.)

Hacía semanas que no tenía ni un segundo para escribir, y hoy, de repente, he tenido un ratito. Entonces he pensado: va venga, hoy toca sexo. (O al menos escribir sobre ello).

Resulta que estos días el sexo es trendring topic en casa: ¡y es que vuelvo a tener ganas de ello!

Meses atrás explicaba que, el hecho de ser madre de dos, me había dejado sin tiempo ni ganas de sexo. Prefería hablar de diarreas que hablar de deseo.

Sin duda, eso ha cambiado. Será que mi hija se destetó y mis hormonas vuelven a ser las mismas o será, simplemente, que “la primavera la sangre altera”. El hecho es que mi “es que tengo sueño” a pasado a “tengo sueño pero aún así ¿tengo unas ganas locas de….”.

La vuelta del deseo me ha pillado totalmente por sorpresa y es como si tuviera que recuperar el tiempo perdido.

También me fijo más en mi cuerpo. Estoy aprendiendo, muy poco a poco, a respetar mis nuevas formas tras la maternidad y pienso cómo puedo sacarles partido. Y no voy a negarlo: el embarazo, el parir y el amamantar han alterado todas las partes. Hay algunas, como mi cuello, que me siguen gustando y no han sufrido cambios, pero otras como… ¡mi pecho! qué parecen otro.
Pero esto me da para otro post así que me centro en el tema de hoy:

Cuando las ganas vuelven es como un soplo de aire nuevo: te reencuentras con tu pareja, las prioridades en casa se reestructuran, las conversaciones con la gente tienen más chispa y, sobre todo, la cabeza se desprende un poco de temas relacionados con niños.

Pero también conlleva un problema: ¿Cuándo tener sexo? No sé vuestro día a día pero a mi me faltan horas. Y tampoco hay ocasión para un “aquí te pillo aquí…” porque no vas a hacerlo con tus hijos corriendo por el pasillo o en el parque mientras los estás vigilando.

Este es uno de nuestros debates y, lamentablemente, aún no hemos encontrado la solución. El único momento es por la noche, cuando los peques duermen y, en teoría, cuando el sueño se apodera de nosotros. A las 21h ya estamos ko.

Pero es lo que hay. Ya dormiremos más adelante, porque, aparte de cuidar a los pequeños, no hay nada más importante en esta vida que la salud. Y como el sexo es salud, ¡pues habrá que darle un hueco!

Y eso, sin duda, tiene que ver con las prioridades. Todo pasa por delante: el cuidado del bebé, el trabajo, las tareas de la casa, la compra, la quedada con la familia… pero también: la serie de Netflix, los WhatsApp con los amigos, el momento yoga, las redes sociales, que la casa este recogida etc… Normal que entonces no haya ni un minuto para darnos atención y placer. ¡Eso en nuestra lista de prioridades aparece casi en última posición!

Así que, si os apetece volver a sentir chispas, a recibir y dar mimos, a desear, a reconectar con la pareja, con vosotras con vuestro algo cambiado y maravilloso cuerpo… revisad vuestras prioridades y dadle, simplemente, un poquito más de importancia. Poco a poco, la sexualidad quizá se convierta, nuevamente, en una parte muy presente en vuestras vidas. Claro está: una sexualidad plena y consciente contribuye al bienestar, al equilibrio, en definitiva, a nuestra felicidad.

Por ello, serie Netflix para los niños y momentos de placer y dedicación para las madres y padres!

¡Os deseo un feliz día de sensaciones agradables!

4 comentarios sobre “Cuando vuelves a tener ganas de… (o el sexo tras ser madre.)

  1. Leti

    Planificación! Parece muy frío decirlo pero todo tiene que ser planificado…el día que toca, el día que no estás demasiada cansada ni enojada…tu marido se tiene que encargar de acostarlos o de leer el cuento o lo que sea la rutina de los niños antes de dormir…para dejarte tiempo de cuidarte: pegate una buena ducha, sacate todo lo que no es sexy en la cama. Ya verás que este momento para ti, te darán la energía y las ganas de pasarlo bien con tu pareja.
    Importante: un vino o lo que sea frío en la nevera…nunca es de sobra!
    Más lo pasamos bien en la cama y más queremos repetir.

    Me gusta

  2. gemma

    Totalmente de acuerdo, pero aún en la fase “dormir es prioridad”. El otro día hasta descubrí en mi cajón un sujetador de encaje con la etiqueta que me regaló hace más de 6 meses!!!! Los sujetadores de lactancia inhiben el
    sexo, debe ser eso. A ver si este verano lo conseguimos todo a la vez: adiós teta, adiós pañal, adiós dormir al lado de mamá día sí día también…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s