No vale no usar los vales

Escribía ayer sobre aquellas vacaciones en Cuba disfrutando el paisaje acompaňados (a momentos) de un mojito. Ayer por la tarde comentábamos ese viaje mientras mecíamos a Tomás en la hamaca de la guardería.

Leer Más...

Y más parque

Que mono Tomás con su carrito….¡Pues no es su carrito! Los niňos se quitan los juguetes los unos a los otros. Se pegan, ceden, lloran. Es el Bronx

Leer Más...

Los parques son los nuevos bares

Cuando hace unas semanas quedé con unos amigos un sábado tarde en un parque, vi que mi vida había cambiado. Y es que no quedamos en el parque porque ellos también tenían hijos, no.

Leer Más...

Rica cebollita cruda. Remedio casero contra la tos.

49_cebollla.jpg

De pequeňa odiaba la cebolla y ahora duermo con ella.
Muchos ya lo saben: la cebolla cortadita en la habitación alivia la tos.
Llevamos desde el invierno durmiendo con cebollas en la habitación para calmar los ataques de Thea. Nada de estancias que huelen a colonia de bebé. Un bueno oloraco a cebollita cruda para conciliar el sueňo.
Y con el resto el papá cocina un sofrito para chuparse los dedos.
¡Qué buenos son los remedios caseros!

El día que Radiohead tocó “Creep”

48_Creep Primavera.jpg

No nos hemos perdido un conciertazo pero sí un momentazo (y un festivalazo).
He cantado tantas veces “Creep” en la ducha que no me hubiera importado cantarla con miles de personas más. Harta de escucharla pero algo tiene esta canción.
Thom Yorke es un crack pero también lo son mis hijos.
Contenta de haber decidido cambiar festival por escapada familiar, siempre recordaremos este finde como el finde que no fuimos al Primavera Sound. Pero sobre todo por vivir momentazos como este: Thea y Tomás durmiendo a la vez dejando a sus papás solos por un rato. Y esta plácida imagen de recuerdo.

Albergue deluxe

45_literas albergue.jpg

Íbamos en el coche dirección al albergue y le decía a mi chico: ¡qué ganas tengo de este finde!: pensión completa, nada de cocinar y limpiar, los niňos jugarán mucho, traemos libro y series para cuando se duerman. Un fin de semana de lujo, como lo LLAMABA yo. Pues sí, llamaba en mayúsculas porque ya no lo llamo así. El albergue está siendo un Pekín Express infantil, niňos por todas partes y por la noche no ha habido series, ni libros, ni familia durmiendo.
Tener hijos es muy bonito pero los findes suelen ser más duros que la semana (lo digo con cariňo por supuesto).
Aún así tengo que decir que ha sido un finde de lujo. Nos hemos reído, hemos conocido la zona de Espluga de Francolí, y, sobre todo, los niños se lo han pasado genial.

Puedes leer más en mi post: “Vacances en Família”